Cuando era adolescente, comencé con entusiasmo, trabajando cada parte del cuerpo dos veces por semana y realizando todos los ejercicios bajo el sol para cada grupo muscular.

Cuando no sabes realmente lo que estás haciendo, a veces intentas hacer todo lo que tu mente te dice que hagas, ahora si eres un joven chaval de 20 años y tienes mucha información como hoy, eres un gilipollas si no empiezas a saber del porqué de las cosas.

A medida que pasa el tiempo, después de ganar muchos títulos y experiencias, entre campeonatos regionales, mundiales y, otros eventos donde compartimos con los grandes de verdad, uno va aprendiendo cosas, esos truquillos que solo los haces en tus entrenamientos.

Bueno, si quieres entrenar conmigo, simplemente me contactas y vemos cómo acomodar el tiempo y el lugar para desarrollar algunas estrategias que te pueden servir o no, pero que en definitiva podría cambiar la forma en que piensas y todo en UN ENTRENAMIENTO.